Hola de nuevo. Hoy hablamos de qué hacer cuando terminamos el Grado en Traducción e Interpretación. Los últimos meses son una mezcla de estrés por los exámenes y el temido Trabajo de Fin de Grado, además nos asaltan miles de dudas: ¿qué hago?, ¿en qué me especializo?, ¿empiezo a buscar trabajo? Aquí encontraréis algunas opciones recopiladas para guiaros un poco por el proceso, tanto para los que queréis seguir estudiando como para los que queréis dar el salto al mundo laboral. Espero que le podáis sacar partido a esta entrada, y como siempre, podéis dejar vuestras preguntas en los comentarios o a través del formulario de contacto arriba a la derecha.

1. Máster

Puede que estos últimos años haya sido la opción más popular, ya que tenemos la perspectiva de que nadie encuentra trabajo si no tiene un máster. Mi opinión es que es difícil, pero sí se puede trabajar sin haber hecho un máster. En el ámbito de la traducción, lo más importante es especializarse. Cuando salimos de la carrera estamos dispuestos a hacer de todo: tres o cuatro especialidades, traducciones desde nuestra tercera o cuarta lengua extranjera, traducciones inversas, interpretación… Y muchas veces con poca o ninguna experiencia. Y es normal. Conforme vamos madurando en el sector nos damos cuenta de que muchas de estas cosas no son factibles. No estoy diciendo que nadie tenga más de un par de especialidades ni que las traducciones inversas no sean habituales, pero es probable que por querer tener un solo encargo de algo ofertemos demasiado y podemos generarle desconfianza al cliente. Ya conocéis el dicho: «quien mucho abarca, poco aprieta».

Por lo tanto, está claro que hay que seguir formándose, y sobre todo, encontrar una especialidad que nos guste con la que podamos trabajar. Hay más caminos hacia la especialización aparte de un máster. Si tenéis dudas sobre lo que os gusta o lo buscáis como refugio por tener la seguridad de estar otro año más estudiando, mi consejo es que consideréis otras opciones antes de cerraros en banda.

Si lo tenéis claro, aquí os dejo la base de datos de la AETI en la que podéis encontrar grados, másteres y posgrados de TeI que os puede servir de ayuda.

2. Cursos

La oferta de cursos disponibles para traductores es enorme, y muchos los podréis hacer en línea. Otros de los beneficios añadidos frente a los másteres es que suelen tener menor duración y que no suponen una inversión tan grande.

Algunas academias que conozco son:

  • Cálamo y Cran: ofertan muchos cursos interesantes, entre ellos, los de traducción y los de ramas afines como la corrección de textos, la creación de contenido, ELE… Están acreditados por la Universidad Europea de Madrid y algunos se pueden hacer de forma presencial. Si no me equivoco, las convocatorias son en mayo, octubre y diciembre. Yo hice el de Corrección profesional en octubre de 2019 en el campus online y la verdad es que me parece muy recomendable para todos los traductores. Aunque no nos planteemos la corrección de textos como salida laboral, viene muy bien para mejorar nuestras traducciones en castellano.
  • Aulasic: la variedad de cursos que tienen de traducción especializada da gusto. Los imparten profesionales como Scheherezade Surià (traducción de literatura erótica) y Patricia Lluberas (traducción del sector de la moda). Ahora mismo, tienen descuentos debido a la cuarentena, algunos empiezan esta misma semana, pero me parece que otros no empiezan hasta septiembre.
  • Trágora Formación: también cuentan con un buen puñado de cursos de traducción especializada, además de combinaciones con idiomas como francés e italiano y cursos de interpretación en línea. Otra cosa interesante son los #HangoutsTrágora, conferencias virtuales gratuitas donde otros traductores e intérpretes comparten sus experiencias. Sus cursos online empiezan el día 1 de cada mes y podéis tener de tutores a profesionales como Rosa Llopis (traducción gastronómica).

No quiero terminar este apartado sin decir que puede que para algún encargo os pidan manejar herramientas TAO. En todas estas academias encontraréis cursos de Trados, al igual que en la propia página web del programa que os dejo por aquí.

3. Beca de Auxiliar de conversación

Se trata de una beca destinada a graduados y a estudiantes de último curso universitario para llevar a cabo labores de auxiliar de lengua española en centros docentes de Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Federación de Rusia, Francia, Irlanda, Italia, Malta, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido, Suecia y Suiza. Resulta muy interesante si os queréis encaminar a la enseñanza, en especial como profesores de español para extranjeros. Aunque también si simplemente queréis tener la oportunidad de vivir en otro país para mejorar el idioma. Suele durar desde octubre hasta mayo del siguiente curso académico y podéis pedirla entre noviembre y diciembre. Entre los requisitos, para tener en cuenta que hay que tener la nacionalidad española y que la solicitud se realiza vía Profex. Tenéis toda la información de la última convocatoria (2020-2021) aquí.

En mi caso, fue la opción por la que me decanté en cuarto de carrera. La primera adjudicación de plazas salió a principios de junio, sin embargo yo rechacé mi plaza en Francia puesto que había solicitado Bélgica en primer lugar (me mudaba allí por motivos personales). Tengo que decir que no tuve ningún problema, simplemente les escribí un correo con mis razones justificadas de renuncia. Si es vuestro caso, procurad hacer la renuncia dentro del plazo para poder volver a solicitar la beca en un futuro.

4. Prácticas

Si no habéis tenido la oportunidad de realizar prácticas de traducción durante el grado y os habría gustado hacerlas, no os preocupéis porque todavía estáis a tiempo. Además de en empresa, tenéis estas otras:

  • Prácticas con traductores profesionales: muchos traductores de larga trayectoria hacen las veces de tutores de prácticas. En algunos casos, al no existir acuerdo con la universidad quizá sea más difícil que puedan cogeros como alumnos, pero lo mejor es que busquéis a un traductor con una especialidad que os guste y le preguntéis directamente. Un medio para hacerlo puede ser Twitter donde la comunidad de traductores es muy activa e incluso podéis hablar con otros alumnos que ya las hayan hecho con ellos.
  • Prácticas Erasmus +: las pueden realizar tanto estudiantes de grado, licenciatura, máster y doctorado como recién graduados, siempre que las soliciten estando todavía matriculados y que las realicen el curso siguiente. Es posible que vuestra universidad cuente con unos puestos que podréis solicitar según vuestro grado e intereses; otros tendréis que buscarlas por vuestra cuenta y encargaros de crear el acuerdo con la universidad. En cualquier caso, os dejo la información general.
  • Prácticas en las instituciones de la UE: otra opción son estas prácticas para jóvenes titulados si lo que os interesa es una carrera profesional en las instituciones de la Unión Europea. Algunos organismos también os dan la posibilidad de vivir en un país extranjero. Hay algunos que son pequeños y que no tienen cuerpo de traductores, pero os recomiendo solicitarlas en los 9 primeros o en el Centro de Traducción de los Órganos de la UE (CDT). Para informaros sobre las convocatorias, es mejor que vayáis uno por uno porque suelen ser diferentes en cada caso.

Para finalizar, por supuesto que siempre podéis dejar a un lado el vértigo y empezar a trabajar como traductores o intérpretes, tanto como autónomos o en plantilla. Sin duda, es una opción difícil y arriesgada, pero muy válida. Muchas veces es necesario empezar a tener encargos para encontrar en qué queremos especializarnos. De igual manera os cuento que hay varios profesionales que cuentan que hicieron un máster tras varios años en la profesión y que consideran que así lo han podido exprimir más. En otra entrada hablaremos a fondo sobre cómo dar el salto al mundo laboral, pero de momento, lo dejamos aquí. Espero que estos consejos os sirvan mucho, y no dejéis de formaros nunca.

Imagen de cabecera obtenida en Pexels.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *